La influenza, gripe o flu es uno de los virus más extendidos y populares dentro de los entornos sociales en los que hacen vida las personas.

Por ello, conviene saber cómo prevenir la gripe para así evitar sus molestos síntomas.

Este virus posee la singularidad de que si no se trata podría producir complicaciones relacionadas con el sistema respiratorio.

Esto se debe a que afecta las vías bronquiales y genera una congestión desagradable.

Entre los métodos para evitar la gripe se encuentran las vacunas, las cuales también protegen al organismo de enfermedades más severas.

También son comunes las medicinas naturales.

Es decir, preparaciones a base de plantas y algunas hierbas que ayudarían a sanar al organismo. Sin embargo, en cualquier caso se recomienda buscar la opinión de un profesional.

¿Qué es la gripe?

Esta enfermedad resulta en síntomas muy dolorosos e incómodos, producidos por un virus llamado influenza.

Estos virus pueden propagarse rápido solo a través del contacto con otras personas, incluso al tocar los mismos objetos.

Por esta razón los sitios sociales son ambientes perfectos para la reproducción de la enfermedad.

Se encuentran particularmente en riesgo los niños, mujeres embarazadas y personas mayores de 65 años, como explica el Centro para Prevención y Control de Enfermedades.

De hecho, los síntomas suelen aumentar mientras más débil sea el sistema inmune.

Por lo general, la gripe suele manifestarse de la siguiente forma:

  • Dolor de cabeza persistente que se intensifica alrededor de los ojos
  • Fatiga y dolores en las articulaciones, como en los tobillos
  • Congestión nasal, comenzando con un impedimento de respiración fluida y posteriormente goteo de fluidos
  • Aparición de tos seca y dolores de garganta
  • Diarrea y fiebre

¿Cómo se trata la gripe normalmente?

Como se trata de un virus tan antiguo y extendido es normal que existan varias maneras de combatirlo y de aliviar sus estragos.

Normalmente, los métodos modernos proporcionan un alivio casi inmediato a la molestia respiratoria.

No eliminan el virus, pero hacen más llevaderos sus síntomas, de manera que se pueda continuar el día.

Los antigripales modernos se presentan en distintas formas, ya sea sobres de granulados o en pastillas.

Para los niños existen pastillas masticables y con sabores frutales.

Además, los médicos insisten que la prevención es vital, pues disminuye la posibilidad de contraer la gripe.

Para eso existe una vacuna que limita al virus y que se coloca a corta edad, cuando la persona apenas tiene un par de años de vida.

A pesar de que la vacuna resulta bastante efectiva, no siempre logra evitar que la persona parezca el virus.

Esto se debe a que el mismo puede mutar y hacerse inmune a los medicamentos, dependiendo de qué tan fuerte sean.

Aparte de las vacunas y de los antigripales, los médicos también recomiendan seguir una serie de instrucciones para aguantar el malestar y, sobre todo, evitar contagiarle la enfermedad a otra persona.

De hecho, conviene que el afectado se mantenga aislado y en reposo durante algunos días. Esto le proporcionará descanso y alejará el virus de centros sociales como sitios de trabajo o escuelas.

Aparte, se deben seguir algunas normas de higiene.

Entre ellas se incluye el uso de pañuelos desechables y taparse la boca a la hora de estornudar o toser.

Esto no impide que el malestar avance, pero limita su propagación.

A continuación, repasaremos 12 remedios naturales que ayudan en el tratamiento de la gripe recopilados inicialmente por el sitio Dr. Axe.

12 remedios naturales para la gripe

gripe

La lista de plantas y elementos naturales disponibles para tratar una gripe es muy amplia.

Si se consume en forma de té, la planta e incluso la flor adecuada puede ayudar a bajar la temperatura del cuerpo y a limitar el dolor de cabeza.

A pesar de las propiedades curativas, es necesario conocer lo que se va a ingerir y el efecto que causará en el cuerpo.

Para ello, conviene buscar la opinión de un médico. Nada sustituye los conocimientos de un profesional debidamente capacitado.

Dicho esto, llegó el momento de presentarte 12 elementos naturales que ayudarán en el tratamiento de la gripe.

1. Vitamina C, el aliado del sistema inmune

La vitamina C ayuda con la función del sistema inmune y aumenta los glóbulos blancos.

De acuerdo con NCBI, investigaciones científicas han señalado que la vitamina C disminuye la duración de los resfriados y podría disminuir la cantidad de resfriados en personas físicamente activas.

Se aconseja tomar 1,000 miligramos de vitamina C al día para evitar un resfriado y hasta 4,000 miligramos diarios ante la presencia de los síntomas.

Para incrementar los niveles de este nutriente a través de la alimentación, se aconseja incluir frutas y verduras enteras en la dieta.

2. Vitamina D3

La vitamina D es muy popular, sobre todo en lo que se refiere al cuidado de la piel con respecto a los rayos solares.

Análisis muestran que los niveles bajos de vitamina D están relacionados con tasas más altas de resfriado, gripe e infecciones respiratorias.

De igual modo, también es un excelente componente para ayudar al sistema inmunológico a recuperarse después de sufrir una gripe.

Desafortunadamente, hasta el 90 por ciento de las personas tienen deficiencia de vitamina D, como indican las investigaciones.

Para ayudar a determinar qué cantidad de vitamina D se puede ingerir, recomiendan hacerse una prueba para determinar si hay deficiencia o no de ella en el cuerpo.

Así se garantiza que el organismo reciba lo que necesita.

3.Echinacea

Este es un elemento natural que ha sido usado desde la antigüedad para combatir infecciones asociadas al sistema respiratorio.

Sus propiedades ayudan a descongestionar la nariz y evitar tos con flema.

Estudios descubrieron que la equinácea trata eficazmente las infecciones del tracto respiratorio a corto y largo plazo, y no causa la misma resistencia que los mediamentos para la gripe causan al tratar esta enfermedad.

4.Saúco

El sauco tiene fama de que puede desactivar el virus de la gripe y, naturalmente, aumentar la inmunidad.

Por otro lado, existen la creencia de que las flores y bayas de saúco estimulan el sistema inmunológico, tratan la gripe y alivian el dolor sinusal.

La baya del saúco parece atacar los virus de la gripe y reducir la inflamación bronquial.

Un estudio preliminar publicado en NCBI descubrió que cuando se tomaban 15 mililitros de jarabe de saúco cuatro veces al día durante un período de cinco días, se aliviaban los síntomas de la gripe un promedio de cuatro días antes que los que tomaban un placebo.

5.Aceite de orégano

El aceite de orégano tiene un poderoso efecto antiviral.

Se ha utilizado para combatir infecciones virales y, aunque no hay estudios que evalúen la eficacia del orégano específicamente en la gripe, hay investigaciones que indican las poderosas propiedades antivirales de este aceite esencial.

6.Pastillas de Zinc

Las investigaciones indican que el zinc apoya la función inmune y tiene un efecto antiviral.

Funciona mejor cuando se toma al primer signo de enfermedad.

El zinc puede disminuir los síntomas del virus del resfriado, pero las cantidades excesivas no son buenas para la salud.

Por eso debe ingerirse bajo la supervisión de un especialista.

7. Levadura

Este popular suplemento contiene vitaminas del complejo B, cromo y proteínas.

Se usa para el resfriado, la gripe y otras infecciones del tracto respiratorio. En el pescado, la levadura de cerveza estimula la inmunidad al influir positivamente en el microbioma, lo que también puede mejorar la función digestiva, así lo indica un estudio de Sciende Direct.

La investigación realizada en el Centro Médico de la Universidad de Michigan descubrió que un suplemento de levadura podía reducir la gravedad de los síntomas del resfriado y la gripe, y conducir a una duración significativamente menor de los síntomas en los pacientes.

8.Aceites esenciales para la gripe

Frotar aceite esencial de menta e incienso en el cuello y la planta de los pies puede ayudar naturalmente al sistema inmunológico, como señala este estudio.

También pudiera considerarse el aceite de clavo para proteger el cuerpo contra las infecciones y acelerar la recuperación de la gripe.

La investigación confirma que el aceite de clavo tiene propiedades antimicrobianas y antioxidantes.

NCBI explica que los antioxidantes pueden ayudar a estimular el sistema inmunológico del organismo.

La fórmula de Zimax contiene 4 de los antioxidantes más poderosos de la naturaleza, que ayudan a neutralizar la acción de los radicales libres y refuerzan las defensas del cuerpo humano.

9.Cuidado quiropráctico para la prevención de la gripe

Durante la epidemia de gripe de 1918, los pacientes con gripe que recibieron atención quiropráctica sobrevivieron mucho más fácilmente que aquellos que no la recibieron.

Esto se debe a que la atención quiropráctica se enfoca en la salud de su sistema nervioso, lo que puede ayudar a aumentar su inmunidad, así lo afirma Family Health Quiropractic.

10.Probióticos

Restaurar las bacterias beneficiosas en el intestino ayudaría a estimular considerablemente tu sistema inmunológico.

Un estudio de laboratorio realizado en 2017 mostró que una cepa particular de probióticos, la bacteria Bacillus, demostró actividad anti-influenza, con inhibición completa del virus de la influenza.

Una revisión sistemática y un metanálisis de 2017 de ensayos controlados aleatorios evaluaron los efectos de los probióticos y prebióticos sobre la respuesta inmune a la vacuna contra la influenza.

Los resultados mostraron que los participantes que tomaron probióticos y prebióticos mostraron mejoras significativas en las tasas de protección contra la cepa H1N1 y H3N2. Esto sugiere que tomar probióticos puede elevar tu inmunidad.

11.Tomar aire fresco

tomar aire fresco

Los ambientes de aire acondicionadio pueden ser una fuente de toxinas y gérmenes concentrados.

El aire seco que inhalamos al calentar nuestras casas durante el invierno hace que las vías respiratorias sean más reactivas y sensibles a los virus.

12. Alimentos para recuperarse de la gripe

Así como el aire y los medicamentos que se ingieren juegan un papel fundamental en el avance del virus, la comida también puede significar cambios positivos para la recuperación.

Estos son los mejores alimentos para consumir mientras se recupera de la gripe.

Productos ligeros y fáciles de digerir

incluye sopas con caldo de huesos, vegetales cocidos o tés de hierbas para ayudar con la digestión. No te obligues a comer.

Agua

La hidratación adecuada es la clave para eliminar el virus de tu sistema.

El fluido ayuda eliminar las bacterias y los virus del organsimo.

Por otro lado, los tés verdes y negros son potentes potenciadores del sistema inmunitario y antioxidantes.

Agua caliente con limón, miel y canela

La miel y la canela ayudan a prevenir la acumulación de moco y te mantienen hidratado.

Jengibre

haz un té de jengibre y agrega miel cruda.

Ajo y cebolla

Ambos vegetales ayudan a aumentar la función inmune.